Navegación – Mapa del sitio

Pachacamac y el canal de Guatca en el bajo Rímac

Pachacamac et le canal de Guatca dans la basse vallée du Rímac
Pachacamac and the guatca canal in the lower Rimac
Miguel Antonio Cornejo Guerrero
p. 783-814

Resúmenes

En este artículo se presentan evidencias inéditas recuperadas en las investigaciones realizadas en la Huaca Santa Cruz, sitio arqueológico asociado al canal y Señorío de Guatca y a la presencia de poblaciones foráneas en la costa central del Perú. Algunas de estas evidencias, se encuentran también en el complejo arqueológico de Pachacamac y en algunos otros lugares importantes de la provincia Inca. Creo que estas evidencias revelan un interesante patrón de enterramiento de poblaciones funerario locales y foráneas. Este trabajo intenta introducir algunas ideas sobre la presencia de mitimaes en la provincia Inca de Pachacamac.

Inicio de página

Texto completo

1La redacción de este artículo se basa en mis investigaciones realizadas en la costa central del Perú en varias etapas: la primera se inició con dos temporadas de excavaciones inéditas durante 1986 y 1988 en la Huaca Santa Cruz, valle del Rímac, auspiciadas por EDUBANCO del Banco Continental; la segunda etapa se inició en noviembre de 1994, dentro del contexto de mis estudios de Post Grado (Ph. D.), auspiciados por la Australian Nacional University y el Parlamento Australiano y terminados con una tesis en 1999. A partir del año 2000, inicio una reevaluación de mis investigaciones a la luz de nuevas evidencias en mis investigaciones de campo y como producto de las continuas conversaciones con los colegas y estudiantes en Lima. Estas investigaciones han sido constantemente difundidas a través de mi labor docente, mis investigaciones de campo y en eventos como el presente coloquio sobre ARQUEOLOGÍA DE LA COSTA CENTRAL DEL PERÚ EN LOS PERIODOS TARDÍOS.

2Es mi intención adelantar algunas ideas que presenté en este evento, solo con el fin de estimular más la investigación de estos temas, pues como advertí en público durante el evento, considero que las evidencias de los temas que trataré aquí no son aún suficientes ni definitivas; sin embargo considero que bastan para tomarlas en cuenta en las investigaciones venideras. He tratado de ordenar la información que he recopilado con el fin de sugerir que el buen uso del método de patrones funerarios puede ofrecernos importante información sobre la presencia de mitimaes en la provincia Inca de Pachacamac.

3El mayor problema que enfrenta esta propuesta es quizás el entendimiento de que la presencia de artefactos foráneos en la costa central del Perú se deba también al intercambio, concepto muy antiguo y enquistado como premisa en todo análisis de materiales foráneos. Otro entendimiento quizás más razonable es el de explicar la presencia de artefactos foráneos como producto del afán de conseguir más jerarquía, en la idea de que lo foráneo es difícil de conseguir, por tanto, quien posee artefactos foráneos goza de más nivel social.

4En base a mi propuesta más amplia sobre la provincia Inca de Pachacamac (Cornejo, 1999), las evidencias arqueológicas nos hablan de una región cubierta de pirámides y edificios de adobe y barro, los cuales supervisaban y controlaban las poblaciones rurales existentes a su alrededor. Como toda gran población tardía, debió existir una división de barrios especializados en distintos oficios. Así debieron existir barrios de ceramistas, de tejedores, de agricultores, de pescadores y demás, todos ellos supervisados por su autoridad correspondiente, un kuraka o un señor, el cual residía en un complejo piramidal desde donde administraba los recursos que por tradición le pertenecían.

5Al imponerse el Estado Inca en la Costa Central, asimiló esta forma de control, preexistente desde tiempo inmemorial, y lo mejoró. Al tener el control total de todas los curacazgos y señoríos, creó una administración compleja con capital en Pachacamac, regido por un orejón, un sacerdote cuzqueño, conformando una provincia Inca. Esta provincia estaba compuesta por distritos y subdistritos, es decir unidades políticas definidas a partir de su estructura local de curacazgos y señoríos. En realidad, con el fin de diferenciar las unidades políticas definidas arqueológicamente (Cornejo, 1999) de las mencionadas en las fuentes etnohistóricas, hemos creado estas nomenclaturas. Para motivos de este trabajo usaré los términos etnohistóricos por considerarlos de mejor comprensión. Aunque hay que atender a las diferencias metodológicas.

6Por último, según las fuentes etnohistóricas (Betanzos, 1987[1551]; Cieza de León, 1962[1550], 1967[1553]; 1986[1553]; Cobo, 1882[1639], 1956[1653], 1980[1653]; Estete, 1917[1532–1533]; Garcilaso de la Vega, 1976[1609]; 1995[1609]; Guaman Poma de Ayala, 1980[1615]; 1987[1615]; Murúa, 1962-1964[1590–1600]; Polo de Ondegardo, 1916[1571]; Taylor, 1987), la administración Inca movilizó grupos de mitimaes artesanos, procedentes de diferentes lugares del Tawantinsuyu, insertándolos en los grupos de artesanos locales, con el fin de ampliar y acelerar el proceso de producción de bienes suntuarios y comunes en la región. Es mi interés probar que el estudio de los patrones funerarios en cementerios del Horizonte Tardío puede aclarar tanto el volumen de las poblaciones de mitimaes que se movilizaron, como su procedencia y su oficio.

1. Pachacamac y el canal de Guatca en el bajo Rímac

7He denominado así a este trabajo, en el entendimiento de que las evidencias arqueológicas recuperadas en la Huaca Santa Cruz (Cárdenas, 1986; 1988; Cornejo, 1986; Olivera, 1987; Vivar,1982; 1987), sitio perteneciente al Señorío de Guatca, consistente en una pirámide de plataformas superpuestas, reutilizada en el Horizonte Tardío como cementerio y perteneciente a su vez a la nación Ychsma (Fig. 1) y por tanto a la provincia Inca de Pachacamac, guardan relación con la capital de provincia, es decir, el complejo arqueológico de Pachacamac (Franco Jordán, 1996), como con las demás unidades políticas de la provincia.

Fig. 1 – Foto aérea donde se aprecian los límites relativamente actuales de la Huaca Santa Cruz insertada en el actual distrito de San Isidro

Fig. 1 – Foto aérea donde se aprecian los límites relativamente actuales de la Huaca Santa Cruz insertada en el actual distrito de San Isidro

8El patrón funerario asociado a la Huaca Santa Cruz (Fig. 2) debe ser, en principio, el mismo que el de Pachacamac y las demás unidades políticas de la provincia (Fig. 3) (Cornejo, 1999). Hemos encontrado un patrón de distribución de contextos funerarios en la Huaca Santa Cruz, que presenta un orden espacial de contextos en función a su procedencia étnica. También encontramos un patrón en la identificación de oficios en la población funeraria. Se tratan de artesanos locales y foráneos a juzgar por los estilos identificados en sus respectivos ajuares.

Fig. 2 – Vista Panorámica de las excavaciones en la Huaca Santa Cruz, en el actual distrito de San Isidro

Fig. 2 – Vista Panorámica de las excavaciones en la Huaca Santa Cruz, en el actual distrito de San Isidro

Fig. 3 – Esquema del sistema de Guarangas que insertó el Inca en la provincia Inca de Pachacamac sobre una estructura local

Fig. 3 – Esquema del sistema de Guarangas que insertó el Inca en la provincia Inca de Pachacamac sobre una estructura local

9Para el valle del Rímac los seis señoríos conocidos etnohistóricamente e identificados arqueológicamente (Betanzos, 1987[1551]; Cieza de León, 1962[1550], 1967[1553]; 1986[1553]; Estete, 1917[1532-1533]; Garcilaso de la Vega, 1976[1609]; 1995 [1609]; Rostworowski, 1977), presentan la siguiente organización:

Cuadro 1 – Relación de curacazgos en los seis señoríos del valle del Rímac

Cuadro 1 – Relación de curacazgos en los seis señoríos del valle del Rímac

2. El Señorío de Guatca

10Comprende una larga zona asociada al canal de Guatca, que tiene su toma en el Rímac en algún lugar al este del centro de Lima y se divide en dos ramales. Comprende 3 curacazgos: Cacaguasi, Limatambo y Santa Cruz (Fig. 4).

Fig. 4 – Esquema del Señorío de Guatca con los sitios arqueológicos que componen sus tres curacazgos

Fig. 4 – Esquema del Señorío de Guatca con los sitios arqueológicos que componen sus tres curacazgos

11Según Rostworowski (1978: 60-61) el pueblo principal del señorío se llamaba también Guatca y su kuraca principal en 1562 fue Don Diego Chumbi. La capital del señorío debió ser Limatambo, probablemente llamado Guatca antiguamente, aquí debió ubicarse la sede del kuraka, el santuario de Límac y un templo inca al Sol.

12En su curso, el canal Guatca cruzaba por varias haciendas coloniales como la de Santa Beatríz, Orrantia, Mata Lechuza, San Isidro, Santa Cruz y, para terminar, cerca del molino de Santa Clara (Rostworowski, 1978: 61).

2. 1. Curacazgo de Cacaguasi

13En el centro de Lima, el canal Guatca se divide en dos, su ramal E. se dirige hacia la actual Av. Grau y se asocia con la Huaca Felicia Gómez, en los actuales terrenos del Hospital Obrero. Al SW. de esta huaca existía otra sin nombre ubicada en la intersección de la Av. Andahuaylas y Av. 28 de Julio. Otra guaca sin nombre, también desaparecida se encontraba en la esquina de la Av Petit Thouars y la Av. 28 de Julio, esta última se asocia al ramal W. del canal Guatca. Estas tres huacas cercanas entre sí, representan los únicos testigos del curacazgo de Cacaguasi.

14Cacaguasi, fue un ayllu o cacicazgo en el valle de Lima, lo que posteriormente fue el Cercado (Rostworowski, 1992: 91), zona vinculada al recorrido del canal Guatca y por su ubicación es muy probable que se relacione con un conjunto de edificios que en su mayor parte han desaparecido. Sin embargo existe la Huaca Felicia Gómez y la información de 2 huacas destruidas. En base a estas dos fuentes, consideramos esta zona como perteneciente al Curacazgo de Cacaguasi.

15En resumen, el curacazgo se ubicaba en la zona del Cercado de Lima, zona vinculada a la bocatoma del canal Guatca. La mayor parte de los sitios que comprendía han desaparecido por completo, por su cercanía al Palacio de Gobierno y al centro de Lima; sin embargo existe la Huaca Felicia Gómez y la información de 2 huacas destruidas. Estas tres huacas cercanas entre sí, representan los únicos testigos del curacazgo de Cacaguasi (Ravines, 1985: 52; Rostworowski, 1992: 91).

2. 1. 1. Huaca Felicia Gómez

16Se ubica a 1,2 km al sur del Rímac, asociada al ramal E. del canal Guatca, en la prolongación Raimondi 1 020, en los actuales terrenos del Hospital Obrero, en La Victoria - Lima, a 12°03’50" L. S. y 77°01’35" L. O. y a una altitud de 170 m.s.n.m. Sus estructuras son de tapia con ocupación del Horizonte Tardío, sobre un montículo de 5,4 m de altura.

2. 1. 2. Huaca s/n. 1

17Se ubicaba en la intersección de la Av. Andahuaylas y 28 de Julio, en el distrito de La Victoria. Fue destruida en 1902.

2. 1. 3. Huaca s/n. 2

18Se ubicaba en la esquina de la Av. Petit Thouars y la Av. 28 de Julio, esta última se asocia al ramal Oeste del canal Guatca. Fue destruida en 1910.

2. 2. Curacazgo de Limatambo

19Se ubica en las inmediaciones del cruce de las avenidas: prolongación Iquitos, Av. México, Vía Expresa y Teodoro Cárdenas, en Lince, Lima Asentamiento del Horizonte Tardío, que Bandelier llamó las Huacas de Lince (Fig. 5). Comprende 14 estructuras de las cuales 13 figuran en plano de Bandelier, más la huaca La Universidad. De estas 14 podemos describir solo 5 estructuras que son Limatambo (N˚ 2, 3 y 11), Huaca Santa Catalina (N˚ 12), Huaca Balconcillo (N˚ 1), Matalechucita (N˚ 13) y La Universidad. No contamos con información suficiente de un grupo de estructuras correspondientes a las huacas 4, 5, 6, 7, 8 y 9 ubicadas al sur de la huaca principal, y la huaca 10 al oeste de la misma en el plano de Bandelier. También son llamadas Huacas de Lince (Bandelier, 1892: Lám. 1; Strong et al., 1943: figs. 10c, 11a, g; Stumer, 1954: 147; Valcarcel, 1966: 43; Ghersi & Zegarra, 1971-1972; Rostworowski, 1978: 65; Ravines, 1985: 66, 96; Wiener, 1993[1880]: 651).

20La capital del curacazgo debió ser Limatambo, recinto amurallado donde debió estar la sede del kuraka. La huaca N˚ 2 de Bandelier debe ser la misma que dibuja Squier (1973[1877]: 86-87) con los frisos en bajo relieve del triángulo escalonado, las demás estructuras fueron poblados y templos locales.

Fig. 5 – Foto inédita de Limatambo tomada por Hyslop de un dibujo de Bandelier en la Hacienda de Lince. Cortesía del National Museum of Natural History of New York

Fig. 5 – Foto inédita de Limatambo tomada por Hyslop de un dibujo de Bandelier en la Hacienda de Lince. Cortesía del National Museum of Natural History of New York

21La Huaca Matalechucita debió corresponder a la N˚ 13 según el plano de Bandelier, que es la más extrema hacia el W. La Huaca Balconcillo debió corresponder a la N˚ 1 de Bandelier, coincidiendo no solo su ubicación, sino que hasta ahora existen los muros que, cercando diferentes áreas, rodean el montículo. La Huaca Santa Catalina, excavada y restaurada por Ghersi & Zegarra (1971-1977) con un pequeño friso en bajo relieve de felino, debe corresponder a la Huaca N˚ 12 del Mapa 1 de Bandelier (1892).

2. 2. 1. Limatambo

22Se ubicaba en los terrenos del actual Colegio Melitón Carbajal y tres huacas, ahora totalmente destruidas. Las tres guacas corresponden a los dos pedazos extremos, uno hacia el norte y otro hacia el sur de la Huaca mayor N˚ 2, cortada por la mitad y una tercera al oeste, catalogada como la Huaca N˚ 11 en el plano de Bandelier. La huaca mayor N˚ 2 de Bandelier debe ser la misma que dibuja Squier (1973: 86-87), en donde el motivo básico es un triángulo escalonado, repetido a lo largo de tres líneas superpuestas.

2. 2. 2. Huaca Santa Catalina

23Se ubica entre las calles Pascual Saco y Miguel Checa de la Urb. Santa Catalina, La Victoria - Lima, a 12°05’35" L. S. y 77°01’29" L. O. y a una altitud de 138 m.s.n.m. Es una pirámide escalonada, construida con tapial; presenta una clara remodelación tardía y un cementerio del Horizonte Tardío. La Huaca Santa Catalina, excavada y restaurada por Ghersi (1971-1972) en el distrito de la Victoria debe corresponder a la Huaca N˚ 12 del Mapa 1 de Bandelier (1892).

2. 2. 3. Huaca Balconcillo

24Se ubica entre las calles Nicolás de la Barra, Casimiro Negrón, José Cortéz y Antonio de la Guerra de la Urb. Balconcillo, en La Victoria - Lima, a 12°05’05" L. S. y 77°01’40" L. O. y a una altitud de 145 m.s.n.m. Es una pirámide escalonada con ocupación del Horizonte Tardío, también llamada Huaca Santa Catalina 2. La Huaca Balconcillo debió corresponder a la N˚ 1 de Bandelier, coincidiendo no solo su ubicación, sino que hasta ahora existen los muros que cercando diferentes áreas rodean el montículo y que Bandelier dibujó en forma precisa.

2. 2. 4. Matalechucita

25Se ubica en la cuadra 19 de la Av. Salaverry, cerca al cruce con la Av. del Ejército y al S. del parque Los Próceres, asociada al ramal W. del canal de Guatca, distrito de Lince. La Huaca Matalechucita debió corresponder a la N˚ 13 según el plano de Limatambo de Bandelier, que es la más extrema hacia el W. Fue destruida en 1951.

2. 2. 5. La Universidad

26Se ubicaba en los terrenos del actual Hospital Edgardo Rebagliati de Essalud, entre las calles E. Rebagliati, P. Cueto, Coronel Zegarra, L. Montero y las Avenidas Arenales y Salaverry. Fue destruida entre 1935 y 1950. Denominada también Santa Beatriz.

2. 3. Curacazgo de Santa Cruz

27Se ubica al extremo oeste del canal Guatca, cerca al mar. Comprende 7 guacas, 3 de ellas con clara ocupación incaica, que son Santa Cruz, Huallamarca y Pukllana; las 4 restantes han sido totalmente destruidas y son Santa Cruz 2, Clínica Delgado, San Isidro B y Huaca Orrantia 2 (Stevenson, 1971[1829]; Raimondi, 1865; Hutchitson, 1873; Ccosi Salas, 1951; Gunther, 1983: Plano 21 y 22; Ravines, 1985: 74, 96; Cornejo, 1986; 1988; Huallamarca, 1993).

2. 3. 1. Huaca Santa Cruz

28Se ubica frente al Colegio Belén, San Isidro - Lima a 12°06’27" L. S. y 77°03’25" L. O., a una altitud de 78,7 m.s.n.m. Cementerio del Horizonte Tardío con más de 100 tumbas asociadas con cerámica inca, es una pirámide escalonada. La estructura tiene también modificaciones de la época Inca, la más importante es una puerta trapezoidal con doble jamba. Se conectaba con la Huaca Juliana mediante un camino y un sistema de canales. Un gran estanque existía al E. de la huaca. Se llama también Huaca Santa María de Santa Cruz.

2. 3. 2. Huallamarca

29Se ubica en el distrito de San Isidro - Lima, a 12°06’10" L. S. y 77°02’50" L. O., a una altitud de 102 m.s.n.m. Cementerio del Horizonte tardío en una pirámide escalonada temprana. Tiene recintos abiertos, áreas de depósitos y adoratorio del Horizonte Tardío. Al E. de la pirámide se han registrado tumbas con componentes Chancay e Inca. Rompiendo parte de las estructuras antes mencionadas se registran vasijas y recipientes de cerámica (cántaros) vinculados a la época Inca. Además se han registrado ofrendas de mates, Spondylus, tejidos, instrumentos de textilería y, al parecer, sacrificios de niños y adultos. Se llama también Wallamarka y Pan de Azúcar.

2. 3. 3. Huaca Pukllana

30Se ubica en el distrito de Miraflores - Lima a 12°06’55" L. S. y 77°02’27" L. O., a una altitud de 111,5 m.s.n.m. Es un cementerio del Horizonte Tardío sobre una pirámide escalonada temprana (Ravines, 1985: 74; Florez, 1996; Tawantinsuyu, 1996).

2. 3. 4. Huaca Santa Cruz 2

31Se ubicaba en los terrenos del actual Colegio Santa María Reina, entre las calles Agustín La Torre, Francisco Salas y Felipe Pardo y Aliaga en el distrito de San Isidro. Es un extenso montículo de 8 400 m2 y 10 m de altura, compuesto por recintos, rampas y escalinatas sobre plataformas superpuestas escalonadas. Fue destruida en 1951.

2. 3. 5. Huaca Clínica Delgado

32Se ubicaba entre las cuadras 4 de la Av. Angamos y la calle Chiclayo, frente a la Clínica Delgado. Fue destruida en 1946.

2. 3. 6. San Isidro B

33Se encontraba en los actuales terrenos del Lima Golf Club, entre la calle Los Cedros y la Av. El Rosario, 400 m al S. de la Huaca Pan de Azúcar, en San Isidro. En 1907 y 1908 esta huaca aparece en dos planos antiguos con el nombre de Orrantia.

2. 3. 7. Huaca Orrantia 2

34Se ubicaba en la cuadra 33 de la Av. Salaverry, distrito de Magdalena Vieja, en la rivera S. del ramal W del canal de Guatca. Tiene estructuras de tapial de planta cuadrangular. Se llamaba también San Felipe o Salaverry. Fue destruida en 1945.

3.- Análisis espacial de la muestra sepulcral en la Huaca Santa Cruz

35El análisis funerario en la Huaca Santa Cruz se realizó a partir de una muestra de 65 contextos funerarios, de los cuales 5 aún se encuentran cerrados, 7 son contextos de ofrendas y 2 son contextos funerarios simbólicos. Por lo tanto, la población funeraria analizada es de 81 individuos de diferentes edad, sexo y atributos, distribuidos en 51 tumbas, de las cuales 44 son simples (un individuo) y 7 son complejas (más de un individuo).

36El análisis de la distribución espacial de estos 65 contextos fue muy revelador, al cruzar la información concerniente a la orientación de los individuos con los estilos cerámicos asociados a ellos (Figs. 6 y 7); la muestra se dividió en cuatro grupos:

Fig. 6 – Distribución de los contextos funerarios en la Huaca Santa Cruz de acuerdo a su orientación

Fig. 6 – Distribución de los contextos funerarios en la Huaca Santa Cruz de acuerdo a su orientación

Fig. 7 – Distribución de los contextos funerarios en la Huaca Santa Cruz de acuerdo al estilo que presentan sus ofrendas

Fig. 7 – Distribución de los contextos funerarios en la Huaca Santa Cruz de acuerdo al estilo que presentan sus ofrendas

37Grupo 1: todos los individuos están orientados al Norte, los adultos están en posición sentada flexionada mirando al Norte y los niños están en posición extendida con la cabeza orientada hacia el Norte. Este grupo posee exclusivamente cerámica ceremonial de estilo Chimú-Inca e Inca Regional y cerámica doméstica de estilo Ychsma. Un número de 14 vasijas de estilo Chimú Inca e Inca están distribuidas en 12 contextos funerarios: consisten en 3 aríbalos, 1 cántaro, 5 jarras, 3 botellas de doble cuerpo y 2 cuencos. Sin embargo, tres contextos funerarios orientados hacia el Este se ubican en el extremo Norte y dentro del pasadizo ocupado por el primer grupo. Este desorden da la impresión de romper el patrón, sin embargo, uno de estos contextos (CF-37) presenta una vasija ceremonial Ychsma (CF-37:1), el segundo contexto (CF-71) presenta una vasija doméstica Ychsma (CF-71:1) y el otro es un contexto funerario simbólico. Al parecer, este extremo del pasadizo se encuentra en la frontera con el grupo 2, que revela cierto grado de desorden. Obsérvese también una leve desviación en el patrón de orientación de los contextos funerarios 20 y 21 en la misma zona. Por último, la presencia de un contexto funerario (CF-20) con cerámica de estilo Inca-Chincha se encuentra también en esta área fronteriza (Figs. 8, 9, 10, 11, 12, 12, 14, 15, 16 y 17).

Cuadro 2 – Vasijas de estilo Chimú-Inca en la Huaca Santa Cruz

Cuadro 2 – Vasijas de estilo Chimú-Inca en la Huaca Santa Cruz

Fig. 8 – Contexto funerario Chimú en la Huaca Santa Cruz

Fig. 8 – Contexto funerario Chimú en la Huaca Santa Cruz

Fig. 9 – Contexto funerario Chimú en la Huaca Santa Cruz

Fig. 9 – Contexto funerario Chimú en la Huaca Santa Cruz

Fig. 10 – Vasija de estilo Chimú-Inca, procedente de la Huaca Santa Cruz

Fig. 10 – Vasija de estilo Chimú-Inca, procedente de la Huaca Santa Cruz

Fig. 11 – Vasija de estilo Chimú-Inca, procedente de la Huaca Santa Cruz

Fig. 11 – Vasija de estilo Chimú-Inca, procedente de la Huaca Santa Cruz

Fig. 12 – Vasija de estilo Chimú-Inca, procedente de la Huaca Santa Cruz

Fig. 12 – Vasija de estilo Chimú-Inca, procedente de la Huaca Santa Cruz

Fig. 13 – Vasija de estilo Chimú-Inca, procedente de la Huaca Santa Cruz

Fig. 13 – Vasija de estilo Chimú-Inca, procedente de la Huaca Santa Cruz

Fig. 14 – Vasija de estilo Chimú-Inca, procedente de la Huaca Santa Cruz

Fig. 14 – Vasija de estilo Chimú-Inca, procedente de la Huaca Santa Cruz

Fig. 15 – Vasija de estilo Chimú-Inca, procedente de la Huaca Santa Cruz

Fig. 15 – Vasija de estilo Chimú-Inca, procedente de la Huaca Santa Cruz

Fig. 16 – Vasija de estilo Chimú-Inca, procedente de la Huaca Santa Cruz

Fig. 16 – Vasija de estilo Chimú-Inca, procedente de la Huaca Santa Cruz

Fig. 17 – Fragmentos de estilo Chimú-Inca recogidos de estratos removidos de la Huaca Santa Cruz

Fig. 17 – Fragmentos de estilo Chimú-Inca recogidos de estratos removidos de la Huaca Santa Cruz

38Grupo 2: compuesto por 5 contextos funerarios, orientados al Este y no al Sur como sería lo esperado, dentro de un pasadizo. Este grupo presenta cerámica de estilo Inca-Chincha (Figs. 18 y 19). El contexto funerario (CF-20) con más vasijas representativas de este estilo se encuentra en el área fronteriza con el grupo 1, tres contextos funerarios (CF-30, CF-32 y CF-35) se encuentran en el mencionado pasadizo al norte del grupo 1 y el último contexto funerario (CF-17) se encuentra fuera del pasadizo, en el extremo Noreste de la muestra.

Fig. 18 – Vasija de estilo Chincha procedente de la Huaca Santa Cruz

Fig. 18 – Vasija de estilo Chincha procedente de la Huaca Santa Cruz

Fig. 19 – Vasija de estilo Chincha, procedente de la Huaca Santa Cruz

Fig. 19 – Vasija de estilo Chincha, procedente de la Huaca Santa Cruz

Cuadro 3 – Vasijas representativas del estilo Chincha en la Huaca Santa Cruz

Cuadro 3 – Vasijas representativas del estilo Chincha en la Huaca Santa Cruz

39Grupo 3: compuesto por un grupo de contextos funerarios orientados al Este, en donde sobresalen dos jarras antropomorfas representando a un sacerdote (CF-29:3 y CF-37:1), personaje documentado también en un contexto funerario (E-13:2) de la Huaca Corpus-1 (Corbacho, 1971) y también en la Tumba 3 de la Huaca Santa Catalina (Ghersi & Zegarra, 1972-1977: 5). Pero la mayor parte de las vasijas son domésticas de estilo Ychsma, consistentes principalmente en ollas y cántaros, caracterizadas por presentar dos aplicaciones en forma de serpiente colocadas en forma opuesta en el cuerpo o el gollete. Estas serpientes pueden también aparecer pintadas, o con ambos tipos de decoración (Figs. 20, 21, 22, 23, 24, 25 y 26). Se caracterizan también por presentar bandas pictóricas cremas en las asas y cuello. A este grupo deben agregarse los tres contextos funerarios ubicados en el pasadizo del grupo 1, pues presentan cerámica Ychsma y están orientados al Este (Figs. 26 y 27).

Fig. 20 – Vasija de estilo Ychsma, procedente de la Huaca Santa Cruz

Fig. 20 – Vasija de estilo Ychsma, procedente de la Huaca Santa Cruz

Fig. 21 – Vasija de estilo Ychsma, procedente de la Huaca Santa Cruz

Fig. 21 – Vasija de estilo Ychsma, procedente de la Huaca Santa Cruz

Fig. 22 – Vasija de estilo Ychsma, procedente de la Huaca Santa Cruz

Fig. 22 – Vasija de estilo Ychsma, procedente de la Huaca Santa Cruz

Fig. 23 – Vasija de estilo Ychsma, procedente de la Huaca Santa Cruz

Fig. 23 – Vasija de estilo Ychsma, procedente de la Huaca Santa Cruz

Fig. 24 – Vasija de estilo Ychsma, procedente de la Huaca Santa Cruz

Fig. 24 – Vasija de estilo Ychsma, procedente de la Huaca Santa Cruz

Fig. 25 – Vasija de estilo Ychsma, procedente de la Huaca Santa Cruz

Fig. 25 – Vasija de estilo Ychsma, procedente de la Huaca Santa Cruz

Fig. 26 – Vasija escultórica zoomorfa, de estilo Ychsma, procedente de la Huaca Santa Cruz

Fig. 26 – Vasija escultórica zoomorfa, de estilo Ychsma, procedente de la Huaca Santa Cruz

Fig. 27 – Contexto funerario Ychsma en la Huaca Santa Cruz

Fig. 27 – Contexto funerario Ychsma en la Huaca Santa Cruz

Fig. 28 – Contexto funerario Ychsma en la Huaca Santa Cruz

Fig. 28 – Contexto funerario Ychsma en la Huaca Santa Cruz

40Grupo 4: este cuarto grupo pudo ser definido a partir de la tumba CF-58, que presentó entre sus ofrendas una vasija antropomorfa (CF-58:1) de color gris de claro estilo Chanka, identificada también por Lumbreras (1977: 198, fig. 201) y ANDES (1958: 285, fig. 4), (Figs. 29 y 30).

Fig. 29 – Vasija de estilo Chanka procedente de la Huaca Santa Cruz

Fig. 29 – Vasija de estilo Chanka procedente de la Huaca Santa Cruz

Fig. 30 – Vasija de estilo Chanka reportada por Lumbreras como típica Chanka

Fig. 30 – Vasija de estilo Chanka reportada por Lumbreras como típica Chanka

41Suplementariamente a este análisis contamos con una vasija asociada a dos contextos funerarios con claros diseños Lambayeque (Fig. 31); y por otro lado, con información estratigráfica de la presencia del estilo Chancay. A pesar de que no se encontró cerámica Chancay Negro/crema asociada a algún contexto funerario en la Huaca Santa Cruz, se halló fragmentería procedente de los rellenos usados para inhumar a la población funeraria en Santa Cruz. El significado de esta fragmentería se asocia a dos interpretaciones, la primera entiende que son los restos de ajuares de contextos funerarios disturbados y la segunda contempla una ocupación anterior al cementerio, en donde la fragmentería vino con el relleno constructivo de los alrededores de la Huaca. En todo caso, el estilo Chancay Negro/crema es contemporáneo tanto del Período Intermedio Tardío como del Horizonte Tardío. En la primera temporada de excavaciones se registraron dos fragmentos (Cornejo, 1986: A-0496 y A-0408) y en la segunda temporada de excavaciones se registraron 13 fragmentos con la típica decoración del estilo correspondiente al grupo 4 de Santa Cruz (Cárdenas, 1988: 3 y 9, Lám. 2). Por último debemos mencionar la presencia del estilo Inca local o Inca Ychsma (Figs. 32 y 33).

Fig. 31 – Vasija de estilo Lambayeque, procedente de la Huaca Santa Cruz

Fig. 31 – Vasija de estilo Lambayeque, procedente de la Huaca Santa Cruz

Fig. 32 – Aríbalo Inca Local procedente de la Huaca Santa Cruz

Fig. 32 – Aríbalo Inca Local procedente de la Huaca Santa Cruz

Fig. 33 – Aríbalo Inca local procedente de la Huaca Santa Cruz

Fig. 33 – Aríbalo Inca local procedente de la Huaca Santa Cruz

42Este especial tratamiento del espacio en la distribución de las tumbas en los espacios estudiados en la Huaca Santa Cruz no solo responde a un ordenamiento del cementerio con fines de ahorrar espacio.

43El significado de esta conducta de enterramiento de grupos separados, asociada a orientaciones diferentes de las tumbas y a estilos cerámicos diferentes, responde a un reflejo de la organización social de la población. Estos cuatro grupos de contextos funerarios en la Huaca Santa Cruz están representando la presencia de cuatro grupos de mitimaes, trasladados por el Inca a la provincia de Ychsma para cumplir con oficios específicos. Su presencia significa además, que al morir, estos mitimaes no regresaban a su lugar de origen, eran enterrados en el lugar donde ejercían su función junto con algunas de sus pertenencias y dentro de un ritual funerario formal que sintetizaba las diferencias culturales.

44Estos mismos estilos están presentes en otros cementerios de la Provincia de Ychsma (Canziani, 1983; 1987; Cárdenas et al., 1977; Corbacho, 1971; Cornejo, 1993; 1999; Mendoza, 1983; Mujica, 1991; Paredes, 1994; Shimada, 1991; Tabío, 1969), lo que quiere decir que la huaca Santa Cruz no es un caso aislado, sin embargo la documentación es muy vaga en esos casos.

4.- Buscando evidencias en Pachacamac

45En Pachacamac, contamos con varios reportes interesantes, pero que aún faltan ampliarse y documentarse mejor.

4. 1. La Tumba de Squier en Pachacamac

46Squier exploró varias tumbas en Pachacamac durante 10 días de 1864, publicando la información de una “tumba múltiple” reocupando una zona de viviendas (Squier, 1978[1869]: 216), ubicada mas allá del borde de la “ciudad antigua”en la inmediaciones del templo. Squier (1978[1869]: 210) realiza una buena descripción de este contexto, con algunas ideas preconcebidas, pero al final una buena descripción. Nos interesa remarcar aquí la descripción de los cinco individuos descritos por él, un masculino de mediana edad, un individuo femenino joven, una niña de 14 años, un niño y un infante.

47La importancia de este contexto funerario múltiple radica en que los individuos descritos reflejan por su ajuar algunas características de sus oficios y procedencia. Las evidencias sugieren los oficios de pescador y tejedora y/o hiladora. También las características de los ajuares sugieren que el individuo femenino procede de la costa norte, asociado por vínculos familiares o étnicos. Es probable que se trate de artesanos locales, aunque algunos elementos en los ajuares de la mujer adulta reflejan el estilo Chimú.

48El masculino adulto se encontraba en un fardo que presentó tres cubiertas textiles en total; dos cubiertas eran de tela de algodón, la primera sujeta por una cuerda de lana de llama y una tercera cubierta compuesta por una red vegetal. Presentó como ofrendas una red de pescador de fibra torcida de agave, colocada alrededor de su cuello. Envueltos en una tela entre sus pies, se encontraron varios cordeles para pesca de varios tamaños, anzuelos aserrados de cobre y plomadas de cobre. Debajo de cada axila había un rollo de lana de alpaca blanca, una lámina de cobre dentro de su boca. Colgada del cuello por una cuerda había una pinza de cobre.

49El femenino adulto presentó también un complicado y profuso enfardelamiento con tela hecha de lana de alpaca tejida en dos colores. Representaba un diseño diamantado donde se insertaron representaciones de monos subiendo y bajando escalones. Entre otras muchas telas de estilo norteño.

50Presentó un peine de espinas de pescado en madera de palma en una mano. Alrededor de su cuello había un collar triple de conchas, entre su cuerpo y sus rodillas había una serie de ofrendas relacionadas con tejido.

51En un contenedor de tela decorada y fina se encontró fréjol, algodón, fragmentos de un ornamento de plata y dos colgantes en forma de discos delgados de plata y cuentas de calcedonia.

52Los envoltorios de la niña son similares a los encontrados en la mujer. Su cuerpo estaba sentado sobre una cesta de tejido. Su pelo estaba peinado y amarrado alrededor de su cabeza con una tela blanca de algodón y un sujetador de plata, unos brazaletes de plata en su brazo.

53La cesta de tejido tenía alrededor de 18 pulgadas de largo, 14 de ancho y 8 de altura y contenía implementos de tejido, un peine, un cuchillo de cobre…; huesos de pelicano usados como contenedores de pinturas tapados con algodón, un espejo de pirita de hierro en forma de medio huevo con el corte pulido; ornamento representando a una mariposa; instrumento para hacer redes de madera dura y el cuerpo de un loro seco.

54El niño llevaba solo una honda amarrada en la cabeza.

55El cuerpo del infante estaba tendido en una tela de alpaca, luego envuelto en ropa fina de algodón y después colocado en un saco o canasta de red con dos asas terminales. Presentó como única ofrenda una concha conteniendo piedras.

56Muchas otras ofrendas formaban parte de este contexto funerario, que Squier no describe en 1869 y tampoco en 1877 donde repite el texto anterior. A partir de sus opacas láminas se observa cerámica con características norteñas.

4. 2. Las excavaciones de Wiener en Pachacamac

57Es muy probable que el sector de las excavaciones de Wiener (1993[1880]: 69) en Pachacamac coincida con el cementerio VI de Uhle. Recuperó 96 objetos de sus excavaciones (1993[1880]: 74-75).

58Estos objetos pueden ser clasificados en: i. Adornos personales; ii. Objetos relacionados con hilado y tejido. Herramientas para trabajo de madera y caña; iii. Armas; iv. Instrumentos musicales y v. Un bastón de mando.

59Las ofrendas, de igual manera, sugieren la presencia de artefactos con diseños foráneos Chimú en contextos funerarios ubicados en Pachacamac. Sugieren también la presencia de cementerios de artesanos locales y probablemente de mitimaes.

Cuadro 4 – Artefactos exhumados por Wiener de Pachacamac

Cuadro 4 – Artefactos exhumados por Wiener de Pachacamac

4. 3. Los hallazgos de Uhle en Pachacamac

60Uhle (1903) reporta un conjunto de artefactos procedentes del complejo arqueológico de Pachacamac, sobretodo artefactos de madera y textiles de claro estilo Chimú.

61Pero los más estudiados y presentados en múltiples publicaciones son los claros estilos Chimú-Inca y Chincha-Inca expresados en la cerámica reportada de varios de sus cementerios.

Cuadro 5 – Presencia del estilo Chimú-Inca en Pachacamac

Cuadro 5 – Presencia del estilo Chimú-Inca en Pachacamac

Cuadro 6 – Presencia del estilo Chincha-Inca en Pachacamac

Cuadro 6 – Presencia del estilo Chincha-Inca en Pachacamac

5. Buscando evidencias en otros lugares de la provincia

62Considero que otros curacazgos de la provincia Inca de Pachacamac, tanto en el valle del Lurín como del Rímac, presentan la misma calidad de evidencias. Sin embargo, los registros no han sido los adecuados y la información no se ha podido recuperar completamente. A continuación presento algunos análisis hechos en algunos sitios de la provincia con el fin de probar la amplia distribución de algunos de los aspectos documentados en la Huaca Santa Cruz, relacionados con estilos foráneos presentes en cementerios locales.

63En Maranga se pueden reconocer algunos estilos como el Chincha-Inca y el Chimú-Inca. Me parece que en Maranga la presencia del estilo Chincha-Inca es claro, sin embargo, Jijón y Caamaño (1949) no reconoce su procedencia, varias formas son muy sureñas. El problema es que sus dibujos son muy esquemáticos y podríamos caer en un error, sin embargo la figura 165 con cuerpo de barril es sureña, definitivamente (Jijón y Caamaño, 1949: 338, fig. 165).

64La presencia del estilo Chimú-Inca en Maranga es amplia, el estilo está presente tanto sobre soportes textiles como cerámicos (Buntinx, 1970; Donan, 1997; Ramos de Cox, 1969; 1970a; Rostworowski, 1988). En la visita a Maranga de 1549 en el tambo de Mayacatama, uno de los tres principales dijo serlo de una colonia de gente Mochica establecida en Maranga (Rostworowski, 1978: 93).

65En la Huaca Santa Catalina existen evidencias de 4 estilos foráneos: Chancay, Chimú-Inca, Chincha-Inca y Chanka. El estilo Chancay presenta formas y variantes estilísticas propias del valle, consistentes en 10 grupos de fragmentos de cuchimilcos, 5 grupos de fragmentos de vasijas de estilo Negro/crema y 2 fragmentos de vasijas de estilo Lauri Impreso. El estilo Chimú-Inca presenta 6 aríbalos, 1 jarra, 1 botella de doble cuerpo y 1 cántaro. El estilo Chincha-Inca presenta 2 cántaros y el estilo Chanka, definido por una Jarra de gollete antropomorfo con las piernas levemente insinuadas (Ghersi & Zegarra, 1971-1972: Esp-143).

Cuadro 7 – Presencia del estilo Chancay en la Huaca Santa Catalina

Cuadro 7 – Presencia del estilo Chancay en la Huaca Santa Catalina

Cuadro 8 – Presencia del estilo Chimú-Inca en Santa Catalina

Cuadro 8 – Presencia del estilo Chimú-Inca en Santa Catalina

Cuadro 9 – Presencia del estilo Chincha-Inca en Santa Catalina

Cuadro 9 – Presencia del estilo Chincha-Inca en Santa Catalina

66En la Huaca Granados está presente el estilo Chimú-Inca. En Armatambo están presentes los estilos Chimú-Inca, Puerto Viejo y el estilo Chincha-Inca. En Pando, en la Huaca Corpus I está presente el estilo Chimú-Inca.

Cuadro 10 – Presencia del estilo Chimú-Inca en la Huaca Granados

Cuadro 10 – Presencia del estilo Chimú-Inca en la Huaca Granados

Cuadro 11 – Presencia del estilo Chimú-Inca en Armatambo

Cuadro 11 – Presencia del estilo Chimú-Inca en Armatambo

Cuadro 12 – Presencia del estilo Puerto Viejo en Armatambo

Cuadro 12 – Presencia del estilo Puerto Viejo en Armatambo

Cuadro 13 – Presencia del estilo Chincha-Inca en Armatambo

Cuadro 13 – Presencia del estilo Chincha-Inca en Armatambo

Cuadro 14 – Presencia del estilo Chimú-Inca en la Huaca Corpus I

Cuadro 14 – Presencia del estilo Chimú-Inca en la Huaca Corpus I

67Considero que la provincia Inca de Pachacamac recibió, como otras provincias Incas, grandes contingentes de mitimaes para apoyar la administración provincial Inca. Estos grupos de pobladores foráneos no llegaron a la provincia en forma desordenada, más bien su número y oficio estaban bien administrados, dentro de los planes de producción del Estado Inca. Es un reto para la arqueología ubicar los lugares donde fueron ubicadas estas poblaciones foráneas, es decir, conocer dónde residían, donde instalaron sus talleres, qué status tenían, cómo eran tratados en la muerte. Este artículo ha tratado de explicar el último punto con todas la evidencias que he podido reunir, sin embargo, tema de otro texto será tratar de explicar la ubicación y las características de sus residencias, así como de sus talleres.

68Las investigaciones arqueológicas y etnohistóricas por entender mejor estos importantes movimientos de poblaciones en la búsqueda de mayor y mejor producción 1estatal Inca no son aislados. Se están realizando desde hace varios años en diferentes lugares del mundo (Murra, 1978; Espinoza Soriano, 1975-1976: 63-82; 1983: 38-52; 1984: 157-279; Lorandi, 1983a: 3-50, 1983b; 1984: 303-327; 1988: 235-259; 1991: 213-236; Lorandi, Cremonte & Williams, 1987; Williams, 1983: 49-59; 1991: 75-103; 1995; Spurling, 1993; Oberem y Hartmann, 1980: 373-390; Heffernan, 1996: 23-36 y algunos investigadores más).

69La Huaca Santa Cruz ha ofrecido un excelente registro de los contextos funerarios y los resultados de los análisis espaciales pueden ayudar a ordenar materiales de otras colecciones en la región. Espero que estos avances en mis investigaciones puedan servir a la comunidad arqueológica para entender un poco más la problemática de los mitimaes en la provincia Inca de Pachacamac y en el Tawantinsuyu en general.

Inicio de página

Bibliografía

ANDES, 1958 – The Report of the University of Tokio Scientific Expedition to the Andes in 1958; Tokyo: The University of Tokio Expedition 1958. Report 1.

BANDELIER, A., 1892 – Notas de Campo de los trabajos de Bandelier en la Hacienda de Lince, Armatambo, Magdalena y Pachacamac; New York: Colección Bandelier del Nacional Museum of Natural History of New York. Ms.

BETANZOS, J. de, 1987[1551] – Suma y Narración de los Inkas; Madrid: Ediciones Atlas. Prólogo, transcripción y notas por María del Carmen Martín Rubio. Estudios Preliminares de Horacio Villanueva Urteaga, Demetrio Ramos y María de Carmen Martín Rubio.

CANZIANI, J., 1983 – Una ofrenda inkaica en la Huaca B. Gaceta Arqueológica Andina, 2 (7): 9-10; Lima: INDEA.

CANZIANI, J., 1987 – Análisis del Complejo Urbano de Maranga Chayavilca. Gaceta Arqueológica Andina, 4 (14); Lima: INDEA.

CÁRDENAS MARTIN, M., 1986 – Informes Preliminares de Trabajo del Proyecto Recuperación y Conservación de la Huaca Santa Cruz, Valle del Rímac, Segunda Etapa; Lima.

CÁRDENAS MARTIN, M., 1988 – Análisis de fragmentos de cerámica de Huaca Santa Cruz. In: Informes Preliminares de Trabajo del Proyecto Recuperación y Conservación de la Huaca Santa Cruz, Valle del Rímac, Segunda Etapa: 1-9; Lima.

CIEZA DE LEÓN, P. de, 1962[1550] – La Crónica del Perú; Buenos Aires: Espasa Calpe. Colección Austral, 507.

CIEZA DE LEÓN, P. de, 1967[1553] – El Señorío de los Incas (2ª Parte de la Crónica del Perú); Lima: Instituto de Estudios Peruanos. Colección de Fuentes e Investigaciones para la Historia del Perú. Serie: Textos Básicos, 1.

CIEZA DE LEÓN, P. de, 1986 [1553] – Crónica del Perú: Segunda parte; Lima: Pontificia Universidad Católica del Perú – Academia nacional de la Historia. Edición, prólogo y notas de Francesca Cantú.

COBO, B., 1882[1639] – Historia de la Fundación de Lima; Lima: Impresión Liberal.

COBO, B., 1956[1653] – Historia del Nuevo Mundo. Obras del padre Bernabé Cobo de la Compañía de Jesús; Madrid: Ediciones Atlas. Biblioteca de autores españoles desde la formación del lenguaje hasta nuestros días.

COBO, B., 1980[1653] – Historia del Nuevo Mundo. In: An account of the shrine of ancient Cuzco by John Rowe.

CORBACHO, S., 1971 – Huaca Corpus I, Fundo Pando. Informe Preliminar. Boletín del Seminario de Arqueología del Instituto Riva Agüero, 11: 89-94; Lima: Pontificia Universidad Católica del Perú.

CORNEJO GUERRERO, M. A., 1988 – Informe Preliminar de la Temporada de Excavaciones 1988 en La Huaca Santa Cruz. In: Informes Preliminares de Trabajo (Segunda Etapa), 35 p.; Perú: Lima. Directora: Dra, Mercedes Cárdenas. Ms.

CORNEJO GUERRERO, M. A., 1999 – An Archaeological Analysis of an Inka Province: Pachacamac and the Ychsma Nation of the Central Coast. A thesis submitted for the Degree of Doctor of Philosophy. Department of Archaeology and Anthropology of the Australian National University.

ESPINOZA SORIANO, W., 1975-1976 – Los mitmas cañar en el reino de Yaro (Pasco), siglos XV y XVI. Boletín del Instituto Riva Agüero 10: 63-82; Lima.

ESPINOZA SORIANO, W., 1983 – Los Mitmas Plateros de Ishma en el País de los Ayamarca siglos XV-XIX. Boletín de Lima, 30 (5): 38-52; Lima.

ESPINOZA SORIANO, W., 1984 – Los Señoríos de Yaucha y Picoy en el abra del medio y alto Rímac: el testimonio de la etnohistoria. Histórica, T. XXXIV: 157-279; Lima.

ESTETE, M., de 1917[1532-1533] – La relación que hizo el señor Capitán Hernando Pizarro por mandado del señor Gobernador, su hermano, desde el pueblo de Caxamalca a Pachacamac y de allí a Jauja. In: Verdadera Relación de la Conquista del Perú by Francisco de Xérez (H. Urteaga, Sanmarti, ed.): 77-102; Lima.

FRANCO JORDAN, R., 1996 – El Templo del Sol de Pachacamac, esplendor y Poder. DPI Diseño - Pre-prensa - IMPRESIÓN.

GARCILASO DE LA VEGA, Inca, 1976[1609] – Comentarios Reales de los Incas. 2 vols.; Caracas: Biblioteca Ayacucho. Prólogo, edición y cronología por Aurelio Miró Quesada.

GARCILASO DE LA VEGA, 1995[1609] – Comentarios Reales de los Incas, t. I y II; México: Fondo de Cultura Económica.

GHERSI BARRERA, H. & ZEGARRA GALDOS, J., 1971-1972 – Segundo Informe sobre los Trabajos realizados en la Huaca de Santa Catalina ubicada en el Parque Fernando Carbajal Segura en el Distrito de La Victoria, 33 p.; Lima: Municipalidad de La Victoria. Ms.

GUAMAN POMA DE AYALA, F., 1980[1615] – La primer nueva corónica y buen gobierno. 3 vols. (Murra y Adorno, eds.); México: Instituto de estudios peruanos - Siglo veintiuno.

GUNTER, J., 1983 – Planos de Lima, 1613-1983; Lima: Municipalidad de Lima Metropolitana: Ediciones COPÉ.

HEFFERNAN, K., 1996 – The mitimaes of Tilka and the Inka incorporation of Chinchaysuyu. Tawantinsuyu: una revista internacional de estudios inkas, 2: 23-36; Australia: Canberra.

HUALLAMARCA, 1993 – Presentación de los trabajos arqueológicos, Temporada 1991-1993, Museo de sitio de Huallamarca; Lima: Municipalidad de San Isidro - Museo de la Nación - Instituto Nacional de Cultura.

HUTCHINSON, T., 1873 – Two years in Peru: with exploration of its antiquities; London: Sampson Low, Marston, Low and Searle.

LORANDI, A. M., 1983a – Mitayos y Mitmaqkunas en el Tawantinsuyu Meridional. Histórica, 7 (1): 3-50; Lima.

LORANDI, A. M., 1983b – Olleros del Inka en Catamarca, Argentina. Gaceta Arqueológica Andina, 8 (2): 6, 7 y 10; Lima: INDEA.

LORANDI, A. M., 1984 – Soñocamayoc: los olleros del Inka en los centros manufactureros del Tucumán, República Argentina. Revista del Museo de La Plata (Antropología), 7 (62): 303-327.

LORANDI, A. M., 1988 – Los Diaguitas y el Tawantinsuyu: una hipótesis de conflicto. In: La Frontera del Estado Inca (T. D. Dillehey & P. Netherly, eds.): 235-259. BAR International, Series 442.

LORANDI, A. M., 1991 – Evidencias en torno a los mitmaqkuna incaicos en el N.O. argentino (seguido de un apéndice sobre tecnología cerámica a cargo de Beatriz Cremonte). Antropológica, 9: 213-236; Lima: PUCP.

LORANDI, A. M., CREMONTE, M. B. & WILLIAMS, V., 1987 – Identificación Étnica de los Mitmakuna instalados en el establecimiento incaico Potrero-Chaquiago. Actas del XI Congreso Nacional de Arqueología Chilena, 2: 195-200; Santiago.

LUMBRERAS, L., 1977 – The Peoples and Cultures of Ancient Peru; Washington: Smithsonian Institution Press.

MURRA, J., 1978 – Los Olleros del Inka: Hacia una Historia y Arqueología del Qollasuyu. In: Historia, Problema y Promesa. Homenaje a Jorge Basadre (Miró Quezada, Francisco; Pease, Franklin y Sobrevilla, D., eds.); Lima: Pontificia Universidad Católica del Perú.

OBEREM, U. & HARTMANN, R., 1980 – Indios Cañaris de la Sierra Sur del Ecuador en el Cuzco del siglo XVI. In: Economía y Sociedad de los Andes y Mesoamérica: 373-390; Lima.

ROSTWOROWSKI, M., 1978 – Señoríos indígenas de Lima y Canta. Lima: Instituto de Estudios Peruanos.

ROSTWOROWSKI, M., 1992 – Pachacamac y el Señor de los Milagros: una trayectoria milenaria. Lima: Instituto de Estudios Peruanos.

SPURLING, G. E., 1993 – The Organization of Craft Production in the Inka State. Ph. D Thesis, Cornell University - U.M.I., Ann Arbor.

SQUIER, E. G., 1973[1877] – Peru: Incidents of Travel and Exploration in the Land of the Incas. Introduction by Gordon Willey; New York.

SQUIER, G., 1978[1869] – A Plain Man’s Tomb in Peru. In: Peruvian Archaeology, Selected Readings (Rowe y Menzel, eds): 210-217. Reproduced from Leslie’s Ilustrated Newspaper XXVIII (704).

STEVENSON, W. B., 1971[1829] – Memorias sobre las campañas de San Martín y Cochrane en el Perú. In: Relaciones de Viajeros, t. XXVII; Lima: Colección Documental de la Independencia del Perú.

STRONG, W. D., WILLEY, G. R. & CORBETT, J. M., 1943 – Archaeological Studies in Peru, 1941-1942, 222 p.; New York: Columbia University press. Columbia Studies in Archaeoloy and Ethnology, 1.

STUMER, L. M., 1954 – Population Centers of the Rímac valley of Peru. American Antiquity, 20 (2): 130-148; Washington, D. C.

UHLE, M., 1903 – Pachacamac. Peruvian Expedition of 1896; Philadelphia: University of Pennsylvania, Department of Archaeology.

VALCARCEL, P., 1966 – El Archivo Tello; Lima.

WIENER, C., 1993[1880] – Perú y Bolivia: Relato de viaje, 859 p.; Lima: Instituto Francés de Estudios Andinos - Universidad Nacional Mayor de San Marcos.

WILLIAMS, V., 1983 – Evidencia de actividad textil en el establecimiento incaico Potrero Chaquiago (Provincia de Catamarca). Relaciones de la Sociedad Argentina de Antropología, 15: 49-59. Buenos Aires.

WILLIAMS, V. 1991 – Control estatal incaico en el Noroeste argentino. Un caso de estudio: Potrero Chaquiago (Pcia. de Catamarca). Revista de la Sección Prehistoria, Arqueología, 1: 75-103; Argentina: Universidad de Buenos Aires.

WILLIAMS, V., 1994 – Jerarquización y funcionalidad de centros estatales incaicos en el área valliserranha central del N.O.A. Shincal 4:11-34; Argentina: Catamarca.

Inicio de página

Índice de ilustraciones

Título Fig. 1 – Foto aérea donde se aprecian los límites relativamente actuales de la Huaca Santa Cruz insertada en el actual distrito de San Isidro
URL http://bifea.revues.org/docannexe/image/5362/img-1.jpg
Ficheros image/jpeg, 168k
Título Fig. 2 – Vista Panorámica de las excavaciones en la Huaca Santa Cruz, en el actual distrito de San Isidro
URL http://bifea.revues.org/docannexe/image/5362/img-2.jpg
Ficheros image/jpeg, 88k
Título Fig. 3 – Esquema del sistema de Guarangas que insertó el Inca en la provincia Inca de Pachacamac sobre una estructura local
URL http://bifea.revues.org/docannexe/image/5362/img-3.jpg
Ficheros image/jpeg, 140k
Título Cuadro 1 – Relación de curacazgos en los seis señoríos del valle del Rímac
URL http://bifea.revues.org/docannexe/image/5362/img-4.jpg
Ficheros image/jpeg, 100k
Título Fig. 4 – Esquema del Señorío de Guatca con los sitios arqueológicos que componen sus tres curacazgos
URL http://bifea.revues.org/docannexe/image/5362/img-5.jpg
Ficheros image/jpeg, 184k
Título Fig. 5 – Foto inédita de Limatambo tomada por Hyslop de un dibujo de Bandelier en la Hacienda de Lince. Cortesía del National Museum of Natural History of New York
URL http://bifea.revues.org/docannexe/image/5362/img-6.jpg
Ficheros image/jpeg, 68k
Título Fig. 6 – Distribución de los contextos funerarios en la Huaca Santa Cruz de acuerdo a su orientación
URL http://bifea.revues.org/docannexe/image/5362/img-7.jpg
Ficheros image/jpeg, 56k
Título Fig. 7 – Distribución de los contextos funerarios en la Huaca Santa Cruz de acuerdo al estilo que presentan sus ofrendas
URL http://bifea.revues.org/docannexe/image/5362/img-8.jpg
Ficheros image/jpeg, 100k
Título Cuadro 2 – Vasijas de estilo Chimú-Inca en la Huaca Santa Cruz
URL http://bifea.revues.org/docannexe/image/5362/img-9.jpg
Ficheros image/jpeg, 212k
Título Fig. 8 – Contexto funerario Chimú en la Huaca Santa Cruz
URL http://bifea.revues.org/docannexe/image/5362/img-10.jpg
Ficheros image/jpeg, 92k
Título Fig. 9 – Contexto funerario Chimú en la Huaca Santa Cruz
URL http://bifea.revues.org/docannexe/image/5362/img-11.jpg
Ficheros image/jpeg, 68k
Título Fig. 10 – Vasija de estilo Chimú-Inca, procedente de la Huaca Santa Cruz
URL http://bifea.revues.org/docannexe/image/5362/img-12.jpg
Ficheros image/jpeg, 48k
Título Fig. 11 – Vasija de estilo Chimú-Inca, procedente de la Huaca Santa Cruz
URL http://bifea.revues.org/docannexe/image/5362/img-13.jpg
Ficheros image/jpeg, 48k
Título Fig. 12 – Vasija de estilo Chimú-Inca, procedente de la Huaca Santa Cruz
URL http://bifea.revues.org/docannexe/image/5362/img-14.jpg
Ficheros image/jpeg, 52k
Título Fig. 13 – Vasija de estilo Chimú-Inca, procedente de la Huaca Santa Cruz
URL http://bifea.revues.org/docannexe/image/5362/img-15.jpg
Ficheros image/jpeg, 44k
Título Fig. 14 – Vasija de estilo Chimú-Inca, procedente de la Huaca Santa Cruz
URL http://bifea.revues.org/docannexe/image/5362/img-16.jpg
Ficheros image/jpeg, 60k
Título Fig. 15 – Vasija de estilo Chimú-Inca, procedente de la Huaca Santa Cruz
URL http://bifea.revues.org/docannexe/image/5362/img-17.jpg
Ficheros image/jpeg, 48k
Título Fig. 16 – Vasija de estilo Chimú-Inca, procedente de la Huaca Santa Cruz
URL http://bifea.revues.org/docannexe/image/5362/img-18.jpg
Ficheros image/jpeg, 44k
Título Fig. 17 – Fragmentos de estilo Chimú-Inca recogidos de estratos removidos de la Huaca Santa Cruz
URL http://bifea.revues.org/docannexe/image/5362/img-19.jpg
Ficheros image/jpeg, 60k
Título Fig. 18 – Vasija de estilo Chincha procedente de la Huaca Santa Cruz
URL http://bifea.revues.org/docannexe/image/5362/img-20.jpg
Ficheros image/jpeg, 84k
Título Fig. 19 – Vasija de estilo Chincha, procedente de la Huaca Santa Cruz
URL http://bifea.revues.org/docannexe/image/5362/img-21.jpg
Ficheros image/jpeg, 44k
Título Cuadro 3 – Vasijas representativas del estilo Chincha en la Huaca Santa Cruz
URL http://bifea.revues.org/docannexe/image/5362/img-22.jpg
Ficheros image/jpeg, 140k
Título Fig. 20 – Vasija de estilo Ychsma, procedente de la Huaca Santa Cruz
URL http://bifea.revues.org/docannexe/image/5362/img-23.jpg
Ficheros image/jpeg, 52k
Título Fig. 21 – Vasija de estilo Ychsma, procedente de la Huaca Santa Cruz
URL http://bifea.revues.org/docannexe/image/5362/img-24.jpg
Ficheros image/jpeg, 60k
Título Fig. 22 – Vasija de estilo Ychsma, procedente de la Huaca Santa Cruz
URL http://bifea.revues.org/docannexe/image/5362/img-25.jpg
Ficheros image/jpeg, 48k
Título Fig. 23 – Vasija de estilo Ychsma, procedente de la Huaca Santa Cruz
URL http://bifea.revues.org/docannexe/image/5362/img-26.jpg
Ficheros image/jpeg, 48k
Título Fig. 24 – Vasija de estilo Ychsma, procedente de la Huaca Santa Cruz
URL http://bifea.revues.org/docannexe/image/5362/img-27.jpg
Ficheros image/jpeg, 56k
Título Fig. 25 – Vasija de estilo Ychsma, procedente de la Huaca Santa Cruz
URL http://bifea.revues.org/docannexe/image/5362/img-28.jpg
Ficheros image/jpeg, 44k
Título Fig. 26 – Vasija escultórica zoomorfa, de estilo Ychsma, procedente de la Huaca Santa Cruz
URL http://bifea.revues.org/docannexe/image/5362/img-29.jpg
Ficheros image/jpeg, 60k
Título Fig. 27 – Contexto funerario Ychsma en la Huaca Santa Cruz
URL http://bifea.revues.org/docannexe/image/5362/img-30.jpg
Ficheros image/jpeg, 84k
Título Fig. 28 – Contexto funerario Ychsma en la Huaca Santa Cruz
URL http://bifea.revues.org/docannexe/image/5362/img-31.jpg
Ficheros image/jpeg, 60k
Título Fig. 29 – Vasija de estilo Chanka procedente de la Huaca Santa Cruz
URL http://bifea.revues.org/docannexe/image/5362/img-32.jpg
Ficheros image/jpeg, 52k
Título Fig. 30 – Vasija de estilo Chanka reportada por Lumbreras como típica Chanka
URL http://bifea.revues.org/docannexe/image/5362/img-33.jpg
Ficheros image/jpeg, 56k
Título Fig. 31 – Vasija de estilo Lambayeque, procedente de la Huaca Santa Cruz
URL http://bifea.revues.org/docannexe/image/5362/img-34.jpg
Ficheros image/jpeg, 60k
Título Fig. 32 – Aríbalo Inca Local procedente de la Huaca Santa Cruz
URL http://bifea.revues.org/docannexe/image/5362/img-35.jpg
Ficheros image/jpeg, 56k
Título Fig. 33 – Aríbalo Inca local procedente de la Huaca Santa Cruz
URL http://bifea.revues.org/docannexe/image/5362/img-36.jpg
Ficheros image/jpeg, 48k
Título Cuadro 4 – Artefactos exhumados por Wiener de Pachacamac
URL http://bifea.revues.org/docannexe/image/5362/img-37.jpg
Ficheros image/jpeg, 140k
Título Cuadro 5 – Presencia del estilo Chimú-Inca en Pachacamac
URL http://bifea.revues.org/docannexe/image/5362/img-38.jpg
Ficheros image/jpeg, 96k
Título Cuadro 6 – Presencia del estilo Chincha-Inca en Pachacamac
URL http://bifea.revues.org/docannexe/image/5362/img-39.jpg
Ficheros image/jpeg, 156k
Título Cuadro 7 – Presencia del estilo Chancay en la Huaca Santa Catalina
URL http://bifea.revues.org/docannexe/image/5362/img-40.jpg
Ficheros image/jpeg, 368k
Título Cuadro 8 – Presencia del estilo Chimú-Inca en Santa Catalina
URL http://bifea.revues.org/docannexe/image/5362/img-41.jpg
Ficheros image/jpeg, 184k
Título Cuadro 9 – Presencia del estilo Chincha-Inca en Santa Catalina
URL http://bifea.revues.org/docannexe/image/5362/img-42.jpg
Ficheros image/jpeg, 48k
Título Cuadro 10 – Presencia del estilo Chimú-Inca en la Huaca Granados
URL http://bifea.revues.org/docannexe/image/5362/img-43.jpg
Ficheros image/jpeg, 156k
Título Cuadro 11 – Presencia del estilo Chimú-Inca en Armatambo
URL http://bifea.revues.org/docannexe/image/5362/img-44.jpg
Ficheros image/jpeg, 76k
Título Cuadro 12 – Presencia del estilo Puerto Viejo en Armatambo
URL http://bifea.revues.org/docannexe/image/5362/img-45.jpg
Ficheros image/jpeg, 56k
Título Cuadro 13 – Presencia del estilo Chincha-Inca en Armatambo
URL http://bifea.revues.org/docannexe/image/5362/img-46.jpg
Ficheros image/jpeg, 44k
Título Cuadro 14 – Presencia del estilo Chimú-Inca en la Huaca Corpus I
URL http://bifea.revues.org/docannexe/image/5362/img-47.jpg
Ficheros image/jpeg, 79k
Inicio de página

Para citar este artículo

Referencia en papel

Miguel Antonio Cornejo Guerrero, « Pachacamac y el canal de Guatca en el bajo Rímac », Bulletin de l'Institut français d'études andines, 33 (3) | 2004, 783-814.

Referencia electrónica

Miguel Antonio Cornejo Guerrero, « Pachacamac y el canal de Guatca en el bajo Rímac », Bulletin de l'Institut français d'études andines [En línea], 33 (3) | 2004, Publicado el 08 diciembre 2004, consultado el 25 abril 2017. URL : http://bifea.revues.org/5362 ; DOI : 10.4000/bifea.5362

Inicio de página

Autor

Miguel Antonio Cornejo Guerrero

Miembro investigador del Instituto Riva Agüero, Pontificia Universidad Católica del Perú. Jirón Camaná 459, Lima-Perú

Inicio de página

Derechos de autor

Licence Creative Commons
Les contenus du Bulletin de l’Institut français d’études andines sont mis à disposition selon les termes de la licence Creative Commons Attribution - Pas d'Utilisation Commerciale - Pas de Modification 4.0 International.

Inicio de página
  • Logo CNRS
  • Logo Ministère des affaires étrangères
  • Revues.org